Cómo saber si un muro es de carga

Cómo saber si se puede tirar una pared en una reforma

Una de las tendencias en materia de reformas y rehabilitación de espacios es la de conseguir estancias diáfanas. Sin embargo, cuando llega la hora de planificar este tipo de obra es necesario tener la seguridad de cuáles paredes nos podemos deshacer y de cuáles no. Por ello es fundamental saber con qué tipo de muro nos encontramos, si se trata de un tabique o por lo contrario de un muro de carga.

Este aspecto es de gran importancia cuando se llevan a cabo reformas, especialmente cuando se trata de viviendas antiguas, donde por su tipología de arquitectura se realizaba básicamente a través de muros de carga.

Es normal que cuando te planteas realizar una reforma de espacios, te preguntes si esa pared que está en medio es o no es un muro de carga y por lo tanto si es posible tirarla sin que ello traiga graves consecuencias a la estructura de tu vivienda.

¿Qué es el muro de carga?

El muro de carga, también conocido como muro portante, es una pared cuya función y objetivo es dar soporte a la estructura. En otras palabras, en compañía de otros elementos como arcos, vigas y losas, se encargan de dar el soporte al edificio o a la vivienda.

¿Cómo puedes identificar un muro de carga?

Hoy te daremos algunos consejos que te podrán ayudar a saber si se puedes tirar una pared en una reforma.

Por el grosor de la pared

El grosor de una pared te puede dar una pista clara si efectivamente se trata de muro de carga. Esta medida puede hacerse fácilmente si la pared cuenta con una abertura como una puerta, midiendo la anchura de la jamba.

Si la medida obtenida es menor de 10 centímetros en vivienda unifamiliar o en pisos bajos o menor de 15 centímetros en bloques de viviendas, entonces estamos ante un tabique que no es de carga y que por lo tanto puede ser derribado sin que ocasione daños en la estructura de la vivienda.

En caso de que no pueda ser posible realizar la medición del grosor de la pared, se pueden realizar dos acciones:

En primer lugar está medir el interior de las habitaciones adyacentes a la pared que se está evaluando y a continuación, mediar alguna otra estancia adyacente a estas habitaciones. De esta manera podremos deducir el espesor de dicha pared.

El truco de golpe en la pared

Si aún no has conseguido medir el grosor de la pared, la siguiente acción que puede llevar a cabo es la del golpear el tabique con el puño. Si el ruido que consigues hacer es sonoro o hueco, entonces hay grandes posibilidades de que se trate de una pared. Si por el contrario el ruido es sordo y seco, estaríamos hablando de que la pared sería un muro de carga.

¿Qué podemos hacer si se trata de un muro de carga?

Si estamos ante un muro de carga, entonces las aberturas deberán ser reducidas, menos de 1 metro y medio como recomendación y deberán estar espaciadas al menos por un metro de distancia. En cualquiera de los casos, será necesario que se coloquen refuerzos estructurales para conseguir apear el muro.

Consultar con un arquitecto

Antes de tirar cualquier muro de su vivienda, lo más recomendable para garantizar la seguridad de su propiedad es consultar con un arquitecto o una empresa especializada en reformas ya que este tipo de obras requiere de la evaluación y valoración de profesionales.

Más información

Cómo saber si un muro es de carga
Votar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies