consejos reformas cocinas

Consejos para reformar tu cocina

23 Febrero 2017

Que debes tener en cuenta antes de reformar tu cocina

Llevar a cabo reformas en el hogar no es una decisión fácil, y mucho menos una tarea fácil. Uno de los lugares clave para llevar a cabo una reforma es la cocina. Quizá porque ya queda demasiado vieja, o porque sus muebles o diseño están estropeados y anticuados. Por ello, en Reformas Leinad te recomendamos cómo realizar una buena reforma en la cocina, qué materiales elegir, muebles etc. Si sigues nuestras recomendaciones tu cocina será la envidia de más de un vecino.

Optar por materiales fáciles de desinfectar y limpiar

La cocina es un lugar clave en el hogar que, ante todo, debe mantener una perfecta higiene. Por ello, es de vital importancia que los materiales por los que optes en tu nueva cocina sean limpios, es decir, fáciles de desinfectar y mantener impolutos.

Esto se debe tener muy en cuenta sobre todo en la parte en la que se encuentran los fogones o la vitro, y en la zona de aguas. Es recomendable emplear azulejos ya que son fáciles de limpiar y, además, pueden ser muy estéticos si se eligen de manera adecuada.

La cocina recibe suciedad y mucha grasa al cocinar, por lo que no olvides que una vez tengas la cocina debes mantenerla limpia de la manera adecuada, con productos especiales que ayuden al mantenimiento de los electrodomésticos, la vitro, las superficies, los muebles…

La importancia de la elección de los colores

No hay que descuidar la elección de los colores, es algo esencial a pesar de que es la cocina. Hay que estudiar antes de la reforma el color que deseamos para nuestra cocina o los tipos de azulejos que nos interesan para separar zonas. Lo ideal es combinar colores más fuertes con los neutros, pero eso siempre va de acuerdo con los gustos de cada uno. Por ello, te recomendamos que te informes de los significados de los colores en cada lugar del hogar.

Elige un grifo con manguera

Sabemos que esto no es siempre tan común, pero las cocinas más modernas ya incorporan una manguera en el grifo. Es cierto que son algo más caros que los grifos normales, pero luego nos facilitarán el día a día. Por ejemplo, a la hora de limpiar o fregar los platos, vasos, cubiertos… es más fácil hacerlo con un grifo con manguera, sobre todo si las piezas son grandes. Además, tiene ventajas para otros aspectos con menos importancia, pero que aun así ayudan, como el de llenar el cubo de la fregona.

Aprovecha el espacio al máximo

Es muy recomendable que dejes entre la parte frontal con su inversa al menos un metro, como mínimo, de espacio. Esto te ayudará a no agobiar el espacio y a que puedan estar varias personas en la estancia sin problema. Una cocina pequeña supone un agobio a la hora de cocinar, porque si entra alguien a recoger cubiertos o algo que necesita y otra persona está cocinando, si la cocina es pequeña supone un agobio máximo.

Por ello, asegúrate de que se abran las puertas sin problema y no olvides que si la cocina es alargada debe ser suficientemente ancha para que quepan como mínimo dos personas, o que se pueda abrir la nevera sin problema. Si la forma de la cocina es rectangular lo mejor es colocar un solo frente de trabajo. El resto de la estancia puede adornarse con estanterías, la nevera, una mesa etc.

Además, te recomendamos que optes por muebles lisos con un color único que dará sensación de más espacio y, además, de unidad y elegancia. Por su parte, los electrodomésticos integrados son ideales para que parezca que hay más espacio, frente a los tradicionales que dan sensación de mayor agobio.

Más información

 

Consejos para reformar tu cocina
Votar