Aislamiento en fachadas

Aislamiento por inyección en Fachadas

Las reformas de fachadas presentan en muchas ocasiones, inconvenientes  que se pueden resolver fácilmente, con el aislamiento mediante inyección en cámaras.

Este procedimiento, se utiliza cuando no es posible aplicar los convencionales y se busca no perder espacio. Una técnica que se valora por su accesibilidad en reformas o rehabilitaciones, pero que requiere cumplir con determinadas características para su intervención. Sus ventajas son importantes, entre las que se destacan:

  • Mayor rapidez en el calentamiento, conservándose por más tiempo.
  • Reducción del consumo de energía en casi un 30%, con este sistema.
  • Disminución de pérdidas de calor en un 70% en las fachadas.
  • No necesita mantenimiento para proteger del calor y del frío.
  • Se mantiene el espacio habitable.
  • Mayor rentabilidad, con la recuperación en poco tiempo de lo invertido.
  • Disminución de problemas de humedad y condensación.
  • Instalación profesional sin obras y con gran rapidez en reformas o rehabilitaciones.
  • Economía mayor en comparación con otros sistemas energéticos
  • Protección del medio ambiente y conservación de la energía.

En viviendas que no disponen de un aislamiento adecuado, se llega a perder hasta un 35% de energía y suelen ser por las paredes de las fachadas. Mediante la inyección de esta clase de aislamiento térmico, se reduce ésta perdida y se reduce el gasto de luz en facturas. El consumo de climatización se reduce de forma importante, cuando se conserva la temperatura de los ambientes en todo tipo de edificios.

El aislamiento en perfectas condiciones, mejora el confort de los habitantes en viviendas y el ambiente en las empresas. Un consumo energético en España, que llega al 20% del consumo en total. Otros países europeos ya lo han instalado en los últimos tres años, en cerca de 100.000 viviendas. Las propiedades de este aislamiento térmico están homologadas y representan una solución en reformas o rehabilitaciones.

Eficacia y fiabilidad aplicada a la reducción de frío o calor, gracias a las cámaras de aire con que cuenta este tipo de procedimiento. Se lleva a cabo este mecanismo de inyección con aire comprimido y mangueras con las que se aplica el aislante. Un método de última generación que se realiza de forma rápida por la presión de aire y las perlas sueltas, que se introducen con la presión en las ranuras. Aplicados de forma apropiada en los huecos de la cámara, se soluciona el aislamiento de forma duradera y estable.

Los profesionales que ejecutan esta tarea son instaladores y técnicos, que conocen la forma de aplicación, sin ocasionar molestias en el domicilio y con total limpieza. Esta metodología con inyección, requiere el uso de taladros que logran espaciar y situar en la misma línea las aplicaciones. Materiales y herramientas especiales, son necesarios para llenar las cámaras de forma progresiva y con excelentes resultados. El volumen de la cámara se debe llenar, sin obstaculizar elementos internos de las estructuras. Esta forma de aislamiento asegura la impermeabilización de  cerramientos, pero se recomienda su aplicación cuando no se pueden aplicar otras soluciones.

Aislamiento en fachadas
Votar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies