El alicatado y las empresas de reformas

Queremos asesorarles en un tema que en muchas ocasiones pasa desapercibo cuando se esta realizando una obra en casa, la forma que tienen algunos albañiles de alicatar las paredes. Cuando se decide realizar una reforma en casa son muchísimos los factores en los que tenemos que poner especial atención, factores como el presupuesto, la elección de los materiales, los profesionales a los que vamos a encomendar la ejecución de dicha reforma, etc.

Queremos centrar en el momento en que ya esta comenzada la reforma, aquí es cuando nuestro trabajo se tiene que intensificar para poder controlar la manera de trabajar que tiene algunos “mal llamados” profesionales de la albañilería.

Recomendamos, asesorarse muy bien antes de contratar a los operarios que realizaran nuestra obra, ya que en muchos casos se puede cometer el error de contratar a unos meros aficionados en poner azulejos, pero unos auténticos profesionales a la hora de pasarnos la factura.

Consejos a la hora de contratar profesionales

Los azulejos son unos de los materiales que normalmente nunca faltan en nuestra reforma, ya sea para alicatar un baño o una cocina, su éxito se debe a la facilidad y rapidez de su colocación y a la alta relación calidad/precio que podemos encontrar en el mercado. Pero queremos avisar de lo importante que puede llegar a ser el que ustedes los usuarios se percaten de la manera en la que colocan dichos azulejos, porque una mala ejecución de la obra puede ocasionar que los azulejos se caigan o se despeguen en un corto plazo de tiempo.

Sugerimos, dedicar especial cuidado el en la preparación de las paredes, ya que una pared convenientemente preparada conseguirá que sus azulejos se agarren firmemente, evitando así que se pudieran despegar y caerse.
Podemos considerar dos formas de alicatar las paredes, una con capa fina de cemento cola y otra con capa gruesa de mortero, aunque pueda parecer una contradicción la de capa gruesa es la menos recomendada.

Técnicas para realizar el alicatado

La técnica de capa gruesa, consiste en: aplicar sobre los mismos ladrillos una capa de mortero que actuara a su vez de encolador del azulejo. Este sistema puede resultar algo más económico, pero los azulejos corren el riesgo de desprenderse o partirse por quedarse zonas huecas en su interior. No aconsejamos la utilización de esta técnica.

La técnica de capa fina, consiste en: con la pared debidamente nivelada con mortero, le añadimos una capa uniforme de cemento cola y sobre esta, los azulejos.

El alicatado y las empresas de reformas
Votar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies